Skip to Content

Andema y el consumidor

En ANDEMA creemos en el poder de la marca, de los diseños y de las patentes como principal activo de las empresas. La marca es herramienta de competitividad e internacionalización y elemento generador de riqueza y empleo en la economía y en la sociedad.

Las dos funciones principales de las marcas son la diferencición individualización de un producto, así como indicar el origen empresarial del mismo, aunque las marcas son mucho más que un mero derecho de propiedad industrial o un logotipo.

Para el consumidor, las marcas simplifican su elección en el acto de la compra, reduciendo así el riesgo de confusión sobre el producto o servicio adquirido. Las marcas identifican el origen empresarial del producto o el servicio, sirven de vínculo directo entre empresa y consumidor, constituyendo así una promesa de un consumo satisfactorio en cuanto a la calidad esperada.

De este modo, las marcas contribuyen al mejor desarrollo de la vida cotidiana de los consumidores que, en definitiva, somos todos nosotros.