GRUPO CORDONIU

La historia se inició a mediados del siglo XVI, cuando Jaume Codorníu, propietario de viñas y aperos, se dedicó a la elaboración de vinos. Durante cinco siglos, Codorníu ha estado íntimamente ligado al universo vitivinícola. En 1885, Manuel Raventós cambió el rumbo del negocio y las bodegas Codorníu se dedicaron sólo a la elaboración de cava.
Ese mismo año se inició la construcción de unas grandes bodegas en Sant Sadurní D’Anoia. La vocación artística del proyecto de Josep Puig i Cadafalch quedó plasmada unos 20 años después en un conjunto de naves catedralicias que hoy visitan 150.000 personas y bajo las cuales hay cinco pisos subterráneos donde el cava se cría pausadamente a lo largo de más de 30 kilómetros.